LENGUAJE MUSICAL

 

El solfeo es un sistema tradicional de enseñanza musical en el cual alumnos que tocan diferentes instrumentos aprenden el común lenguaje de la música. Este aprendizaje es absolutamente imprescindible y, quien no desee realizarlo, solo podrá sustituirlo por cientos de horas de arduo trabajo sobre el instrumento.        

Ciertamente, el solfeo no goza de buena fama y es tachado a menudo de árido. Pero debemos tener en cuenta que las “arideces” del solfeo son, en realidad, las “arideces” propias de la música y que, si no estamos dispuestos a enfrentarnos a ellas, quizás no estemos aprendiendo música de una forma real y efectiva.

El solfeo abarca diferentes disciplinas que se pueden resumir en cuatro:

  1. Ritmo y Métrica
  2. Entonación
  3. Dictado
  4. Teoría

A éstas se pueden sumar una serie de actividades encaminadas fundamentalmente a paliar y suavizar los “rigores” de la materia, sobre todo en los niveles en los que el alumno no ha alcanzado un nivel de madurez suficiente. Este centro establece un sistema de cuatro niveles de dos años de duración cada uno a cumplir entre los 6 y los 14 años, finalizados los cuales el alumno tendrá un nivel correspondiente al ecuador del grado medio de cualquier conservatorio. Posteriormente, en forma optativa el alumno puede seguir cursando la asignatura hasta conseguir el nivel de ingreso en grado superior. Así mismo, existen cursos especiales de solfeo para adultos.

 

Solfeo